Archivo del sitio

9 NOCHES DEL MONUMENTAL DESCENSO DE RI -B- ER

El fantasma de la B eclipsó a la Copa América


Mientras en Barranquilla, luego del mes de la partida de Esthercita Forero siguen lamentando su muerte, el mundo futbolero sigue indignado, dolido, golpeado, apabullado y triste por el histórico e inesperado descenso del equipo más ganador de Argentina.

Un tsunami de desgracias que sacudió al país gaucho y que traspasó fronteras, se sigue comentando en los cafés, bares, terminales, avenidas, oficinas, restaurantes y en cualquier sitio u otro espacio que se preste para la charla.

Han pasado nueve noches, desde que River se fue a la B.  Parece mentira, ni sus peores rivales se lo imaginarían. Se siente solitario el Monumental de Núñez, a pesar de que por estos días está de fiesta con la Copa América. No es para menos, se fue el hijo prodigo a la Primera B Nacional, el que por años construyó una historia millonaria, de buen fútbol y de grandes jugadores como: Enzo Francescoli, Ariel Ortega, en fin, un sinnúmero de futbolistas,  que hoy extrañan más que nunca a su equipo adorado.

En ´La Boca´, aún se escuchan ecos de carcajadas malvadas y de gritos de felicidad porque su eterno rival descendió. Para ellos, ha sido alcanzar el cielo, llegar al éxtasis o a un orgasmo de emociones que tienen nombre propio, River Plate.

El MONUMENTAL  descenso de River, ha sido devastador como lo fue el tsunami de Japón. Guardando las proporciones, aquí se cambiaron alegrías por desdichas, en Asia se perdieron numerosas vidas de seres humanos. Casi parecido a ese golpe, es el que han sentido los millones de hinchas `gallinas`.

Bajo cero, el hincha de River no se lo cree. Costará mucho asimilarlo. No fue cualquiera que bajó a segunda. Fue el equipo de la banda cruzada, que por más de 100 años, le brindó tantas alegrías al fútbol argentino.

Boca también lo extraña.  Como portavoz del equipo xeneize, Riquelme expresó su descontento.  Señala que  es una pérdida muy grande para la AFA y el fútbol mundial.

River, a pesar de que poco a poco ha ido asumiendo su situación, aún no lo supera. Y le costará. Mas que los 7 millones de dólares por derechos de televisión, la desvalorización de sus jugadores, las bajas en las taquillas y la pérdida de más de 23 millones de dólares que recibía por concepto de patrocinio, tiene la moral  por el suelo. Es entendible. Ni Adidas, ni Petrobas le pagarían esa pequeña fortuna por jugar en la B.

Y esa situación, se traspasa a los demás equipos, que a partir de agosto se verán en ciertos ´apuros´. Grandes y chicos de Primera División se verán visto afectados en sus taquillas, publicidad y en otras ´arandelas´. Ejemplo de esto, la pequeña suma que se acerca al milloncito de dólares que dejaran de recibir Godoy Cruz, Colon o Arsenal por no enfrentar a River. O los dos millones de dólares, que equipos como el actual campeón Vélez, San Lorenzo, Racing o Independiente, no recibirán por la misma situación. Y ni hablar de Boca, que es otro capítulo aparte. Más de 4 millones de dólares por derechos de televisión, marketing y patrocinadores dejarán de recibir el otro onceno histórico de Buenos Aires.

Lo mismo pasa con la prensa. Es tal la situación, que las tarifas de publicidad bajarían notablemente.  Es devastador el impacto que deja la partida de River a la Primera B Nacional.

Análisis, balances, críticas y señalamientos, siguen a la orden del día. En estas nueve noches, las ´viudas´ de River lo siguen llorando. Ni un tinto, ha podido calentar la fría situación de los ´millonarios´. El tango sigue de luto, 9 noches no han sido suficiente para amilanar la situación. Ahora con Almeyda de técnico, se espera más que alcanzar de nuevo la primera categoría, la confianza de los hinchas.

Luego de su muerte, aquí inicia un camino largo y ´culebrero´. Quienes se benefician directa o indirectamente de River, deben estar pensando en lo que va hacer el próximo torneo sin que salten a la cancha, jugando para Primera, la cuna de grandes estrellas del fútbol mundial, el equipo de la banda cruzada, el glorioso River Plate.

Anuncios